Mi Primer Abecedario

Con motivo del Día Internacional de la Infancia, hoy te hablo de la lecto-escritura. Y de lo que puedes hacer para que el proceso de aprendizaje de la lectura sea algo suuuper divertido con tus hijos. C’mon!


Empecemos por el principio… si te hablo de lecto-escritura ¿sabes de qué hablamos? Quizás crees que no, pero seguro que sí lo sabes. Es el período de aprendizaje de la lectura entre niños de 3 a 6 añitos. Y comprende muchos conceptos, estrategias y procesos que se entrelazan entre ellos para favorecer el acceso a la lectura y a la escritura. Vamos, la lecto-escritura viene a ser: aprender a leer y a escribir.

Lo que pasa es que quizás pensamos que sólo se puede aprender con un libro delante, y no. Cada vez hay más estudios que demuestran que la mejor manera de aprender algo es cruzando estrategias y experimentando con el juego. Las inteligencias múltiples son ahora las reinas de la fiesta y eso implica: experimentación, manipulación, estimulación temprana, juego y trabajo cooperativo.

Y dirás, ¿qué tiene que ver esto con 27Lletres?

Pues porque ya hace tiempo que sacamos Mi Primer Abecedario, un producto tipográfico para ayudar en esta bonita etapa. Los niños desde muy pequeñitos ya perciben la lecto-escritura a través de todo lo que les rodea y éste puede ser un buen motivo para ayudarlos aún un poquito más ; )

Por supuesto, esto será un recurso más que podremos llevar a cabo en casa para ayudar con su proceso de aprendizaje.

>>> NECESITO UN ABECEDARIO <<<

La lecto-escritura ayuda a mejorar la ortografía, a estructurar el pensamiento, a generar asociaciones mentales, a la reflexión y a la estimulación de la concentración de la capacidad creativa y de la imaginación en general. Y además, el niño aumentará el conocimiento del mundo que le rodea con juegos asociados a cada letra.

Mi Primer Abecedario consiste en letras de DM o madera, todas diferentes para que el proceso pueda entenderse como algo lúdico y ameno. El niño podrá ver como cada letra tiene diferentes maneras de representarse, diferentes tipografías y diferentes trazos.

Y ¿esto por qué?

Pues porque durante los años que llevamos haciendo letras para las habitaciones de montones de niños y niñas, nos hemos encontrado con algo que se repetía muy a menudo. Te cuento. A los padres les gustaba una tipografía en concreto para, por ejemplo, la inicial de su hijo/a. Pero al niño no le gustaba nada porque no la entendía, y les repetía una y otra vez que esa no era su letra. Lo que pasaba es que los peques aprenden las letras en letra ligada pero les cuesta reconocer las mayúsculas o una misma letra pero de otra tipografía.

Y quería aclararte, antes de seguir, que esto de aprender a leer y a escribir, obviamente, es un proceso. Y no me gustaría que se entendiera como una manera de acelerar los tiempos. No, no, cada cosa a su tiempo. Esto es simplemente una estimulación más. Y nos parece bonito involucrar a los niños en el proceso de la decoración de su habitación. Cuando cambian su habitación de bebé a su habitación de mayor. Y si además lo hacen aprendiendo pues mucho mejor, ¿no?

Con Mi Primer Abecedario pueden, por ejemplo buscar palabras asociadas a cada letra, mientras las colgáis en la pared. O pintar con ellos cada letra de un color que empiece por la misma… Por ejemplo, la A de AMARILLO. Podéis jugar a inventar palabras que empiecen por “…”. O adivinar con qué letra empieza el nombre de Papá y Mamá. Los niños de forma natural aprenden jugando. Si le dejas que juegue con ellas, las apile, las toquetee, y que haga con ellas lo que quiera, le estarás ayudando un montón a que se familiarice con ellas. El juego es el motor del aprendizaje de un niño y mejor aún si es un juego sin normas ; )

Si lo hacemos así, el abecedario se convertirá en un juego infinito al poder de su imaginación y de la vuestra, podrán interiorizar las diferentes letras del abecedario de una manera super sencilla. Y pasarán la fase alfabética de forma natural y divertida.

>>> NECESITO UN ABECEDARIO <<<

Mi Primer Abecedario además se centrará en la parte más experimental, la de tocar y jugar con las manos. Un juego didáctico basado en las inteligencias múltiples perfecto para trabajar la contextualización y fomentar su creatividad. Verás como poco a poco irá conociendo el abecedario completo : )


Nada más por hoy… que tengas un feliz Día de la Infancia y una feliz semana y, sobre todo, ¡que escribáis y juguéis mucho!

La semana que viene, alguna sorpresita para tus pequeños : )

¡Un abrazo y rienda suelta a la letra!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *